Noticias

Cómo la Industria Cosmética desempeña un papel protagonista en el confinamiento y era Pos-Covid-19

Cómo la Industria Cosmética desempeña un papel protagonista en el confinamiento y era Pos-Covid-19

Resumen

  • Cómo la industria cosmética ayuda a las personas durante el confinamiento y era pos- COVID-19.
  • Protección y prevención de la población gracias a los productos de limpieza e higiene, soluciones y geles hidroalcohólicos, y sus principales ingredientes cosméticos.
  • Experiencias y cambios en las rutinas de belleza y cuidado personal durante el confinamiento y era poscoronavirus.

Introducción

La crisis sanitaria desencadenada por la COVID-19 ha afectado notablemente a la industria cosmética a nivel global, debido principalmente a los cierres de las tiendas físicas durante los períodos de confinamiento, y a los cambios en el comportamiento de compra de los consumidores pospandemia. Sin embargo, y pese a la tendencia a la baja, la industria cosmética ha demostrado mantenerse resistente y responder positivamente a la crisis del 2020, gracias a la rápida adaptación de las empresas fabricantes y distribuidoras de materias primas cosméticas y de producto terminado, poniendo a disposición del Gobierno las capacidades humanas, técnicas y productivas para la fabricación de geles hidroalcohólicos y productos de limpieza e higiene personal.1,2

Qué menos que destacar el esfuerzo adaptativo, el apoyo y compromiso de nuestra industria cosmética nacional fabricante y distribuidora de materias primas cosméticas, que pese a las muchas dificultades encontradas, ha sido capaz de asegurar el suministro de las materias primas necesarias y básicas para poder seguir fabricando y distribuyendo los productos cosméticos finales con garantía de seguridad para el consumidor. Y es que la cadena de suministro y obtención de moléculas, tan comunes como el alcohol, los carbómeros o la glicerina, entre otros, se vio gravemente comprometida a nivel mundial, debido al incremento  imprevisto de su demanda y a los bloqueos en la recepción de envíos internacionales. Por si fuera poco, las plantillas de personal se redujeron enormemente, llegando a funcionar con 1/3 de sus empleados y los horarios de producción fueron ajustados a los mínimos, en función de la disponibilidad de las materias primas, materiales de envases y etiquetas. Además, las empresas tuvieron que implementar medidas extraordinarias de seguridad y nuevos protocolos de trabajo, e instaurar el teletrabajo como solución inmediata a la crisis que acontecía, y todo esto en un tiempo récord.

Por todo ello podemos afirmar que la industria cosmética ha sabido estar a la altura en la lucha contra la pandemia de la COVID-19, desempeñando un papel protagonista durante los meses de confinamiento y demostrando su solidaridad y altruismo a la hora de donar toneladas de gel hidroalcohólico, productos de limpieza e higiene y cuidado de la piel, a las instituciones sanitarias, administraciones gubernamentales y ONGs.3

Cómo la cosmética ayuda a las personas durante el confinamiento y era pos-COVID-19

De igual manera que la industria cosmética resultó ser protagonista durante la crisis y período de confinamiento, hoy rutinas de cuidado personalen día conserva dicha posición, al proveernos de productos cosméticos eficaces y seguros que nos aportan efectos beneficiosos en la mejora de nuestra salud y autoestima.4

La crisis sanitaria, causante de grandes estragos y pérdidas, y responsable de elevar los niveles de cortisol en la población, desencadenó situaciones de gran estrés y ansiedad en el conjunto de la sociedad. Este estado constante de alerta y tensión nos condicionó a vivir sensaciones de malestar general, fatiga, cansancio, irritabilidad e inestabilidad emocional, nerviosismo, cambios de humor, alteraciones del apetito y del sueño, en definitiva, sensación de incomodidad e inseguridad dentro de nuestro propio hogar, que se manifestaron físicamente a nivel dérmico y circulatorio5 en alteraciones de la piel como dermatitis, brotes de acné, fotoenvejecimiento y aparición de manchas, ojeras muy marcadas, pérdida capilar muy acelerada6, empeoramiento de las varices, etc.

Por todo ello, no es de extrañar que durante los meses de confinamiento se despertaran las necesidades de rutinas de cuidado personal a través de la cosmética con un sentido holístico, que mejoraran nuestro aspecto físico y estado de salud, intentando desconectar de la dureza e incertidumbre de la realidad en el exterior y buscando la seguridad y tranquilidad en nuestro hogar. Esta situación causó un incremento del 20 – 30 % del e-commerce durante el confinamiento, siendo las categorías de productos cosméticos más demandadas las del cuidado de la piel, destacando el contorno de ojos, capilar, corporal y productos para el baño.7

Protección y prevención

Dadas las características de propagación del SARS-CoV-2 conocidas en la actualidad, la higienización de manos con y sin aclarado, ha resultado ser clave en el abordaje de la crisis sanitaria. Para ello contamos con los mejores aliados:

  • Productos de limpieza e higiene

Los jabones de manos líquidos deben su función a los tensioactivos, que mediante la acción mecánica de la frotación, solubilizan la envoltura grasa de la COVID-19 8, esta pasa al interior de las micelas y es eliminada de la piel en contacto con el agua. Este grupo de ingredientes se ha vuelto imprescindible para abordar la pandemia, asegurando la limpieza e higiene efectiva de nuestra piel.

Los tensioactivos cosméticos más frecuentemente empleados son los aniónicos, como el SLS – lauril sulfato sódico – cuya potencial acción irritante puede ser contrarrestada añadiendo a la formulación tensioactivos anfóteros como las betaínas, o tensioactivos no iónicos como los poliglucósidos, todos ellos con acción antiirritante.

Otro ingrediente fundamental presente en el jabón de manos líquido es el agente espesante y gelificante que aporta viscosidad y consistencia, como los carbómeros o resinas de carbopol9, la goma guar, la hidroxietilcelulosa, etc. Sin olvidarnos del ingrediente estrella, la glicerina, agente emoliente, que hidrata la piel intensamente y retiene la propia humedad de la dermis, además de funcionar como un excelente agente viscosizante.10

Por último, encontramos las pastillas de jabón, en cuya formulación entra en juega la reacción de saponificación entre un álcali (generalmente hidróxido de sodio o de potasio) y algún ácido graso como la manteca de cerdo o el aceite de coco. 11 El jabón contiene sustancias muy similares a los lípidos en la membrana del virus que compiten por estos y disuelven las membranas, desprendiendo el virus de la piel en contacto con el agua.12

  • Soluciones y geles hidroalcohólicos

Soluciones y geles hidroalcohólicosLas soluciones o geles limpiadores de manos hidroalcohólicos con fines cosméticos, inactivarán al virus mediante la desnaturalización de las proteínas de la envoltura vírica, produciendo la desestructuración de los enlaces químicos y pérdida de sus propiedades.13 Para que las soluciones o geles limpiadores de manos sean seguros y efectivos, deberán contener una concentración mínima de alcohol del 70% 14, siendo el alcohol denat. (proveniente del alcohol etílico) el más empleado.  Dada su capacidad intrínseca de deshidratar la piel y su alto porcentaje en la fórmula, es necesario recurrir al empleo de humectantes que contrarresten este efecto.

Como humectantes se pueden destacar los glicoles con gran capacidad higroscópica: glicerina, etilenglicol, propilenglicol, sorbitol y polietilenglicol, que se añaden a la formulación hasta en un 20%, gracias a su función protectora e hidratante al impedir la pérdida transepidémica de agua.15 También se puede incorporar el pantenol, humectante y emoliente, vitaminas y extractos de plantas como el aloe vera, que hidrata y restaura la función barrera de la piel.

Por último, encontramos los espesantes añadidos para obtener un gel limpiador de manos, destacando el carbopol, la hidroxipropilcelulosa e hidroxipropil metilcelulosa, sin excluir otros productos específicamente desarrollados por empresas fabricantes de materias primas; y la trietanolamina -TEA- como neutralizadora de los geles de carbopol y reguladora del pH evitando así daños en la piel. 16, 17

Experiencias y cambios en las rutinas de belleza y cuidado personal durante el confinamiento y la era poscoronavirus

Como hemos visto llegados a este punto, la industria cosmética ha desarrollado un papel fundamental en la protección y prevención de la salud física y bienestar emocional de las personas durante la pandemia de la COVID-19. No obstante, cabe destacar ciertos cambios en el comportamiento y reacciones de los consumidores que comportan las rutinas de belleza y cuidado personal a raíz de este fenómeno.

El primer paso es conocer a los consumidores pos-COVID, y es que a día de hoy, estos reevalúan más sus necesidades antes de lanzarse a adquirir un nuevo producto cosmético, solicitándole además que tenga un valor añadido. Con el lema “más con menos”, podemos comprender mejor este mensaje.

Por una parte, aumentan las consultas sobre rituales de belleza en casa y su difusión en redes sociales, los jóvenes buscan los efectos beneficiosos en su aspecto físico a través de los ingredientes nutricionales, mientras los consumidores adultos y seniors  racionan más sus productos cosméticos. Por otra parte, el 61% de los encuestados defiende la importancia de adquirir productos de marcas éticas y sostenibles. Los consumidores priorizan la adquisición de productos nacionales de proximidad y de aquellas firmas que estuvieron presentes durante la crisis sanitaria, evaluando la autenticidad, transparencia y valores de las mismas.18

Cobra importancia la belleza contactless o belleza sin contacto, es decir, la inteligencia artificial que permite probar los productos mediante la realidad aumentada a costa de la experiencia sensorial clásica mediante testers en los puntos de venta.19 Se imponen la tecnología y el marketing digital: el e-commerce se encuentra en expansión y la comunicación de las marcas, mostrando empatía con los consumidores, cobra más importancia que antes. Las empresas dan el salto a TikTok y se enfocan en crear contenido atractivo para atraer al público más joven; mientras que las tiendas físicas deben acreditarse como espacios seguros, favoreciendo la sensación de bienestar y calma en sus clientes.20

La “salud es el nuevo lujo” y no es para menos, ya que el aislamiento social ha traído consigo la pérdida de nuestra condición física y en algunos casos la ganancia de algunos kilos extra, además de síntomas de ansiedad y depresión. El psycobeauty marca tendencia, es decir, el interés por conceptos como el bienestar, la inmunidad, la salud cognitiva…, lo cual queda reflejado en un aumento del consumo de los productos que inducen la calma y el bienestar, como los relacionados con la aromaterapia y el momento del baño, convirtiendo el hogar en el “nuevo spa”.21

Tal es así, que a raíz del confinamiento se produce un boom en las ventas online de productos para el baño, cuidadoEl cuidado de nuestras manos y los productos con una función reparadora facial, capilar y corporal, destacando el cuidado de las uñas, el contorno de ojos, los tintes capilares y los productos detoxificantes. Por contra, las categorías más afectadas fueron la cosmética decorativa (cerca de un 40% 22) y las fragancias, que pasaron a la categoría de productos no esenciales.23 No obstante, los datos apuntan a un elevado interés por adquirir maquillaje para los ojos y labiales de larga duración tras el desconfinamiento.24

El cuidado de nuestras manos y los productos con una función reparadora se han puesto de moda. El uso continuado de los geles limpiadores sumado a un frecuente lavado de manos acaba por alterar el pH y debilitar la protección lipídica de nuestra piel, pudiendo causar desórdenes como descamación, enrojecimiento, sequedad, eccemas, alergias, fisuras y grietas muy dolorosas25. Esta patología dermatológica se puede prevenir con la incorporación de  activos dermocosméticos hidratantes, humectantes, reparadores, emolientes y reepitelizantes en forma de aceites vegetales, aceites esenciales, ceramidas naturales y sintéticas, mantecas, vitaminas, o activos multifuncionales como el AH (ácido hialurónico) y el bisabolol.

Conclusiones:

La crisis sanitaria de 2020 ha impactado con fuerza en la industria cosmética, tanto a nivel nacional como global, no obstante, esta ha hecho uso de su gran capacidad resiliente y adaptativa, para reaccionar con agilidad, garantizando la protección y prevención del conjunto de la población. Desde la AEIC, Asociación Española de Ingredientes Cosméticos, hacen una mención y reconocimiento a toda la industria cosmética nacional, por su gran labor en los momentos de máxima dificultad, y en especial a la industria de materias cosméticas, a la que nos sentimos honrados de representar, que pese a todas las dificultades ha sabido encontrar las vías necesarias para seguir abasteciendo las materias primas esenciales para la fabricación de los productos cosméticos de primera necesidad , y de esta forma cumplir con la función de servir a la sociedad en su conjunto y a sus ciudadanos en momentos de gran incertidumbre.

El valor de la asociación radica en la unión, representación y puesta en valor de todas las empresas nacionales cuya actividad está vinculada a la fabricación y distribución de ingredientes cosméticos, así como todas las empresas de servicios que permiten el desarrollo del sector cosmético en España.  Cómo máximos representantes nacionales de la Federación Europea de Ingredientes Cosméticos EFfCI, con la que mantenemos una estrecha coordinación, hemos aportado nuestra colaboración a la Comisión Europea en relación al impacto y a las medidas tomadas durante la crisis de la COVID-19.

Una crisis desafía al sistema establecido y la crisis del COVID-19  ha puesto en jaque a toda la sociedad.  Hemos visto en los últimos meses variedad de ejemplos del gran impacto que se puede generar cuando se trabaja de forma comprometida y coordinada por un bien común. Esta crisis es un recordatorio de cómo de la unión nace la fuerza, una oportunidad de seguir creando alianzas entre las empresas del sector, que faciliten la comunicación y la dirección coordinada de las acciones para afrontar con inteligencia los retos y adversidades futuras. Desde la AEIC creen en todas sus empresas, en su profundo compromiso con la sociedad  y su capacidad de expansión. Animan a las empresas del sector a seguir uniéndose a la misión conjunta de continuo crecimiento, a tener voz propia y continuar dando servicio a nuestra estimada sociedad, ofreciendo ingredientes de primera calidad, seguros y efectivos.

Ya puedes ver el artículo original ¡Leer artículo!

Bibliografía

1, 7 GERSTELL E., Marchessou S., Schmidt J., y Spagnuolo E. (2020) “How COVID-19 is changing the world of beauty”. McKinsey & company.

2VILLAÉCIJA R. (2020) “Destilerías y perfumerías se unen a la guerra contra el coronavirus”. Madrid. El Mundo

3REQUEJO L. (2020) “Geles, guantes y donaciones, así ayudan las firmas de cosmética”. Canarias 7

4,19HENNIGAN C. (2020) “[Watch] Covid-19 changes consumer attitudes towards beauty”. Mintel

5CANARIAS DERMATOLÓGICA. (2020) “¿Cuáles son los problemas dermatológicos (piel, pelo y uñas) más habituales durante el confinamiento? ”

6REDACCIÓN MÉDICA. (2020) “Covid-19|Observan un aumento de la pérdida acelerada del pelo”

8, 13GARCÍA D. (2020) “Así inactivan el coronavirus los productos de limpieza”. La Sexta

9 QUIMINET. (2012) «Los carbómeros, espesantes y gelificantes óptimos para la industria»

10 QUIMINET. (2013) «Un producto óptimo para la producción de cosméticos, jarabes y jabones»

11QUÍMICA.ES. “Jabón”

12MIGUEL E. (2020) “Por qué el jabón es lo más efectivo contra el coronavirus: la explicación viral de un científico”. Magnet

14LIZALATA E. (2020) “El gel hidroalcohólico debe contener 70% de alcohol y no sustituye el lavado de manos”. Cambio 16

15MOORE, R., WILKINSON J. (1990) “Humectantes” en Cosmetología de Harry., Ed. Díaz de Santos. Madrid: c/Juan Bravo, 3 A. 28006, p. 711 – 714.

16CHAMORRO GALISTEO C., GARCÍA DEL HIERRO M., GARCÍA FERNÁNDEZ M., Muret Ramón T. “Formulación Cosmética en Farmacia Comunitaria de gel higienizante de manos”. Consejo General de Colegios Farmacéuticos. Vocalía Nacional de Dermofarmacia

17QUIMINET (2020) “El efecto de la Trietanolamina en el gel antibacterial

18,21JIMENEZ J. (2020) “Courageous beauty: Self-care and consumer trends post COVID-19”. In-Cosmetics Connect

19VALLBONA A. (2020) “El post coronavirus en el sector de la belleza: e-commerce y la aceleración de una tendencia real: el “cocooning” en Industria Cosmética, vol. 015, p. 20-21.

20 REVISTA BEAUTY PROF (2020) “The Beauty Makers analiza el sector cosmético post-Covid”

22BARROSO G. (2020) “La COVID-19 consolida el hábito de la rutina facial en casa” Industria Cosmética

23SEDLMAYR L. (2020) “Post-COVID-19: New cosmetics ecommerce trends on the rise”. Red Points 

24BURGUES M. (2020) “Aumenta la compra de pintalabios, a pesar de la mascarilla”. Ok Diario

25ORÚS P. (2002) “Higiene corporal. Geles de baño.” Elsevier

 

 

Único HUB farmacéutico en España

¿Quieres saber cómo podemos ayudarte?

Llámanos al +34 91 088 41 88